Miércoles 7 de Diciembre de 2022

GENTE

19 de abril de 2022

Un hombre no quería un cumpleaños sorpresa pero en su trabajo se lo hicieron igual y por su reacción lo echaron

Un hombre en Kentucky, Estados Unidos, demandó a la compañía en la que trabajaba luego de que decidieran organizarle una fiesta de cumpleaños, a pesar de haberles advertido que le provocarían un episodio de “estrés y ansiedad”. El hecho ocurrió en 2019 y terminó con el sujeto cobrando una importante suma de dinero.

A pocos días de unirse como nuevo empleado en la firma Gravity Diagnostics, Kevin Berling mantuvo una reunión con su gerente y le hizo un simple pedido: no quería celebrar su cumpleaños en el trabajo ya que ese tipo de situaciones no solo podían provocarle ataques de pánico sino que, además, le evocarían recuerdos incómodos de la infancia.

La empresa desestimó su pedido y le organizó una fiesta sorpresa en agosto de 2019, que desencadenó un ataque de pánico. Al día siguiente, y a pesar de la traumática experiencia, el hombre se presentó a trabajar. En la oficina dijo haber sido “enfrentado y criticado” por sus compañeros de trabajo. 

Para su sorpresa, esas recriminaciones incitaron un segundo ataque de pánico. Fue así que Berling debió pasar, por pedido de la empresa, las siguientes dos jornadas laborales (8 y 9 de agosto) en su domicilio. Dos días después de los episodios, Gravity Diagnostics tomó una dramática decisión fue despedido de la empresa.

Por lo que Kevin inició entonces una demanda basada en “discriminación a una discapacidad” y “la toma de represalias contra él por parte de la empresa”.

El juicio entre Gravity Diagnostics y Kevin Berling, que se celebró en los últimos días del mes de marzo, terminó con el juez ordenando a la firma el pago de 450.000 dólares a su exempleado. El monto estuvo compuesto de 300.000 dólares por “angustia emocional” y 150.000 adicionales por “salarios perdidos”.

Fuente: lanacion.com.ar



COMPARTIR:

Comentarios

Escribir un comentario »

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!